Pensionados de la electrónica

Un día don Fermín el dueño de un almacén de repuesto convocó a todos los colegas que conocía y les propuso  crear un club de pensionados para los técnicos de edad avanzada.

La idea de don Fermín era recoger dinero para ayudar a los colegas con discapacidades físicas y mentales (ceguera y mala memoria) o que ya no pudieran desempeñar su profesión como técnicos electrónicos.

Pues bien, la idea fue muy acogida por todos los técnicos que decidieron solidarizarse con sus colegas de edad avanzada, y así fue como nació el club  “Pensionados de la electrónica” donde Don Fermín es su representante legal y en compañía del viejo Matías y del Ingeniero Rulfo son quienes  lideran el patrimonio de los técnicos afiliados a este club.

Todos los fines de semana Don Fermín recoge entre los colegas  una cuota acordada para los ingresos del club donde los colegas honorarios son los discapacitados por la vejez y de esta manera hacer una igualación donde todos algún día podrán vivir sus últimos días sin preocupaciones gracias a la bondad y solidaridad de los colegas y al empeño de su representante Don Fermín.

¡Aquí pienso pensionarme yo también!

¿Quiénes componen este particular club?

El Ingeniero

Le dicen el Ingeniero, pero que va jamás fue a una universidad.

El ingeniero Rulfo es el que posee más diplomas porque aun guarda como 25 credenciales desde que se graduó en el Sena de técnico electrónico y aun muestra con orgullo su famoso radio de galena que fue su tesis de grado, y que conserva como el primer día.

El Ingeniero no es tan viejo tiene como 65 años pero conoce de electrónica como el verraco, casi todos los que conozco fueron estudiantes de él y no falta quien lo visite para  hacer algunos refuerzos cuando existen algunas falencias.

Cuando alguien le pregunta sobre los LCD el solo dice: ¡de tecnología plasma no me pregunten que de eso se muy poco!

Don Fermín

Es el dueño del almacén de repuestos según dice es el que vende los repuestos más baratos, por ser uno de los almacenes que ha sobrevivido al paso de los años y cuyo nombre aun conserva (El traga níquel) en honor a uno de los mejores inventos de la electrónica sonora de los años 50.

Don Fermín es como un boticario, nunca tiene el original pero sabe que lo reemplaza a pesar de los años conoce de referencias y nomenclaturas mejor que nadie, y además sirve de consejero técnico.

¡No lo pongas con el mismo disipador porque se puede volver a dañar, yo te vendo uno más grandecito y con esto solucionas el problema!

 ¡Viejo zorro en las ventas, te vende hasta un alfiler sin saber en qué lo vas a utilizar!

Don sabiondo

El viejo Matías es uno de los mas aplicados en los asuntos de la electrónica, aplica al pie de la letra todas las teorías posibles y igual hace al explicarlas por eso por cariño sus amistades le dicen don sabiondo pero a el no le importa, es más, se siente orgulloso de ese apodo.

El viejo Matías como también le dicen, es uno de los más colaboradores en el club y es el único que tiene carro y el taller más cotizado de la región, se da el lujo de acoger a cuanto joven técnico para pulirlo y que trabaje en su negocio, donde presta servicio a marcas registradas.

El Mochila.

Técnico de la vieja guardia, aun es un experto en el ramo de la electrónica, pero quedado con la adquisición de nuevas herramientas, por eso aun carga una vieja mochila donde guarda celosamente sus aparejos de reparación.

Un destornillador de estría y uno de pala, una pistola de soldar americana a la cual no le ha conseguido una carcasa adecuada y terminó metiéndola en un cascaron de taladro, un viejo  tester análogo con caja de madera y una pinza para cambiar la punta de la pistola que se la hace de alambre de cobre calibre #10.

El Cambalache

Este viejón al que le dicen el cambalache,  es el que  repara  compra y vende televisores y equipos de sonido de segunda mano, por eso sus amigos le dicen el cambalache pero el taller de él se llama el Trueque.

Este señor le remata esa máquina que no pudo reparar para luego sacarle los repuestos y venderlos como nuevos.

El Kike

Amiguísimo de don sabiondo, pero el viejo Matías lo pasa regañando porque este se las tira de listo y altera todos los componentes habidos y por haber  con el fin de entregar el aparato lo más rápido posible.
El viejo Matías es el único que lo llama por su nombre de pila  (El kike) pero dice que jamás lo dejara trabajar en su negocio porque es muy puerco (anti ético). Pero pobrecito, el nunca fue a una escuela de técnicos y por eso siempre trata de ayudarlo, pero él jamás aprende  porque es muy terco y termina reparando todo a fuerza de tacto y a su modo dicho por el mismo viejo Matías.                                                                                                                                

El Limbe

Técnico nuevo egresado del Sena,  y ex alumno del Ingeniero Rulfo,  le dicen el Limbe pero su nombre real es Limberto, a sus 45 años apenas está haciendo el año rural en los talleres de sus vecinos  un día va donde el mochila, otro día donde el sabiondo, y uno que otro día donde el cambalache, todos sabemos que haya le va mejor porque el cambalache lo cómbense para que le lleve a empeñar o a vender un televisor que parapetó  y siempre le da algo de dinero por sus servicios.

El Yiye

El Yiye es un señor muy servicial, ayer fui a su taller a conseguir un repuesto y lo encontré foquiaó en el banco de trabajo, dicen,  a mi no me lo crean, que el Yiye últimamente se la pasa tomando aperitivos  (licor de baja calidad) y que para a cuanto tintero pasa por su taller y se la pasa fumando cigarrillos, un día  me lo encontré fumando y sutilmente le dije: ¡Señor Yiye!, ¿sabía que el cigarro mata lentamente? Y sabiamente me respondió: ¡Tranquilo mijo, no tengo mucha prisa en morirme! Qué cosas con el señor Yiye, me cuenta su esposa que el generalmente no lleva plata a la casa porque en el taller es poco lo que hace ya que nadie lo busca por su edad avanzada, por lo que los hijos le siguen pagando el local para que no lo mate la tristeza ya que su vida es pasarla en el taller aunque sea pegando cables.

EL Runcho

Pobre Runcho, ya está ciego y anda con muletas, todas las tardes se presenta en el taller con un viejo bolso, donde siempre lleva unos espejuelos como le dicen en el vulgo (culo é botellas) pero aun corre tecnología por sus venas dice él, las reparaciones más recientes para él y de las que más comenta son de los tubos a válvula, cuando uno le habla de transistores él dice: ¡esa tecnología es pura basura, lo mejor en tecnología son los tubos!.
No hace más que hacernos reír, pero ojo,  no lo haga delante de él,  porque es muy resentido y no llegará más a su taller,  y es que esta es la manera de ganarse la vida el pobre, de las colectas que le dan sus compatriotas como dice el mismo ¡Gracias compatriota¡ para él es cómo decir ¡gracias colega!

Conozco a todos estos señores como la palma de mi mano aun antes de que se formara el club de los pensionados,  que hasta el día de hoy suman un  total de sin cuenta, también porque son mis mejores amigos y a quien le cuentan algunas de sus travesuras y anécdotas de su vida laboral.

Pero aquí entre nos, un día de estos les voy a contar algunos de los secretitos bien guardados de estos queridos colegas míos pero con una condición:

Jamás se les ocurra decirles que yo les conté. ¿Estamos?

Anécdotas

El genial tumbe del "Mochila"

 La proeza del Ing. Rulfo  y el rico

El famoso radio de Paco

El atraco a don Fermin

Homenaje póstumo a todos los colegas de la primera y segunda  generación

 




¡GRATIS!

Micro Cursos.
Boletines.
Notas Técnicas.
Datos técnicos.
Diagramas chinos.
Eeprom chinos.
Modos de servicios.
¡Actualización!

Caza fallas:
LCD y Plasma.

Tecnologías:
LCD CCFL y LED.

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=