El famoso atraco a don Fermín

Don Fermín acostumbraba llevar sus ahorros y el efectivo de su negocio al banco de la ciudad.

Un día como cualquiera don Fermín se levanto temprano y se fue al banco para hacer un retiro.

Por el camino se da cuenta que dos hombres sospechosos lo seguían, pero no les presto mucha atención,  así que siguió su camino sin preocuparse de los tipos, al fin y al cabo el no llevaba dinero consigo.

Al llegar al banco hizo la cola como siempre, pero ese día como nunca el banco esta lleno.

Pasaron las horas, los minutos y don Fermín aun se encontraba muy lejos de su turno.

De repente sintió un malestar en el abdomen y las ganas de hacer popo no se hicieron esperar, disimuladamente se sale de la fila y va donde el vigilante y le dice en voz baja: ¡por favor présteme su baño que me hago popo!

A lo cual repone el vigilante. ¡Me va a perdonar pero en este banco no hay baño para esas necesidades!

Mientras don Fermín todo sonrojado  le pregunta ¿Qué hago? No aguanto más.

El vigilante preocupado por lo que pueda pasar lo toma de la mano y lo lleva a un lugar done guardan chécheres viejos y le dice: ¡aquí hay unos periódicos arrégleselas como pueda y cuando termine me llama para darle una bolsa de manilla para que guarde su pastelito hasta que salga y lo bote a la basura!

Al rato sale don Fermín con cara de satisfacción y el vigilante le entrega una bolsa de manila y este guarda su envuelto dentro de ella.

Don Fermín se toma su tiempo en arreglar el envuelto para que pareciera un fajo de billetes, para que la gente no sospechara de su faena.

Pero cuando don Fermín quiere regresar a su puesto ya había gente nueva en su lugar, así que para no incomodar decide irse para volver al día siguiente.

Cuando don Fermín sale a las afueras del banco preciso salen los dos asaltantes con  revolver en mano a su encuentro.

¡DENOS LA PLATA!

Don Fermín todo asustado les pregunta ¿Cuál plata?

¡ESA QUE LLEVA EN LA BOLSA!

Don Fermín forcejeando la bolsa les dice: ¡esto no es plata, esto es mierda!

Hasta que uno de ellos le arrebata la bolsa de un jalón diciéndole:

 ¡ENTREGUE ESA MIERDA!

 Y los asaltantes salieron corriendo,  mientras don Fermín movía la cabeza de un lado a otro.

Dicen, que desde ese entonces don Fermín no ha pisado mas el banco,  en su lugar busca a otro para que le haga las vueltas temeroso de encontrarse con sus asaltantes. 



¡GRATIS!

Micro Cursos.
Boletines.
Notas Técnicas.
Datos técnicos.
Diagramas chinos.
Eeprom chinos.
Modos de servicios.
¡Actualización!

Caza fallas:
LCD y Plasma.

Tecnologías:
LCD CCFL y LED.

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=